Columnistas: Mariano de Cavia

columnista

MARIANO DE CAVIA, periodista, nació en Zaragoza en 1855, y falleció en Madrid el 14 de julio de 1920.

Cursa la carrera de Derecho en la Universidad de Zaragoza y desde muy joven se inicia en el periodismo, en el "Diario de Avisos", de su ciudad natal, pasando después a dirigir diversas publicaciones, que tienen una vida efímera, hasta llegar a la "Revista de Aragon", que alcanzó gran popularidad.

Inicialmente publicaba sus crónicas bajo pseudónimo y posteriormente las firma con su nombre. Se calcula que su obra podía ascender a unas cincuenta mil páginas de un libro.

Su figura alcanza gran popularidad en los cafés y salones de Zaragoza, pero la vida en Zaragoza lo aburre y decide trasladarse a Madrid cuando aun no había cumplido los 20 años de edad.

Ingresa en la redacción del diario "El liberal", por aquel entonces uno de los periódicos más leídos en toda España. Sus inquietudes le hacen abandonar "El Liberal" y se traslada a Tarragona en el año 1881 para dirigir "El Diario Democrático", pero al poco tiempo, regresa a Madrid en espera de que se produzca una baja en "El Liberal". Formó parte también de la plantilla de colaboradores de "El Imparcial".

La fama de Mariano de Cavia adquiere grandes proporciones al publicar un artículo en el que informa, con todo detalle,de un incendio que había destruido totalmente el Museo del Prado, crónica que escribió con la intención de que el Estado dotara al edificio los medios posibles para evitar una posible catástrofe. Desde entonces el Museo del Prado dispone de una instalación adecuada para prevenir incendios.

En 1880, funda el semanario satírico "El Chinchín". En 1884 es colaborador de "El Burladero"; en 1886, redactor de "El Globo" y en 1892 redactor en "La Correspondencia de España". Desde 1895 a 1917, redactor de "El Imparcial"; de 1917 a 1920 de "El Sol"; en 1903 de "La Opinión"; "La Ilustración Española y Americana" y "Gente Vieja"; en 1914 de "El Chiquero" y "La Lidia".

En 1915 es Académico electo de la Real Academia Española.

Mariano de Cavia es autor de numerosas obras en las que coleccionó selecciones de sus artículos en "Azotes y Galeras" (1890), "Platos del día" y "Salpicón" (1891), "Cuentas en guerrillas", "División de Plaza", y de "Pitón a pitón", esta última de impresiones taurinas firmadas con el pseudónimo de "Sobaquillo".

Entre las actuaciones que creó en la prensa las más famosas son "Despacho del otro mundo", "El plato del día" y sus "Cucharadas".

Mariano de Cavia colaboró también en publicaciones extranjeras tales como "La prensa" de Buenos Aires y "Le Figaro" de París.